La máquina de crear «expectativas»

Woman using a smartphone social media conecpt

La expectativa se apoya en conceptos claves como para entenderla en su contexto. Cuestiones como la motivación, la percepción, la frustración o la decepción nos ilustran a la perfección de qué se trata.

Los sistemas de comunicación actuales han generado que nuestras expectativas sean cada vez más intensas y muchas veces poco controlables a menos que trabajemos en ello. 

Personalmente la sufrí mucho por mucho tiempo y actualmente peco muchas veces de tener expectativas. Aunque debo ser honesta en esto, ya las identifico o me doy cuenta de cuando aparecen… muchas veces en forma silenciosa.

Llenarse de «expectativas» es una industria que no desprecia ni a hombres ni a mujeres, ni de actividad, ni relación que puedas tener con una persona.
Cullturalmente somos nosotros mismos los que extendemos la realidad de un instante a otro momento futuro (Construimos situaciones deseadas).

Internet no da información vertiginosa, las empresas ofrecen cada vez más produtos y servicios y nosotros no logramos esperar una respuesta por whatsapp por más de 30 minutos. Un poco de ansiedad pero también vamos a investigar cómo las expectativas juegan un rol destacado. Es por eso que este post lleva el título de «Fábrica de expectativas».

Un intento de reflexionar en los orígenes y su autogetión.

En primer lugar voy a hablar de «Realidad». Concepto íntimamente relacionado con la percepción ya que la «Realidad» es un significado individual de una situación observada. Si bien existen muchas corrientes, simplificando el entendimiento, se desprende de elementos percibidos en un conjunto y que de acuerdo a las asocianes que puedo realizar internamente le voy a dar un significado.

Y todos tenemos una distinta realidad? Claro.

Si entro a un local de ropa en un shopping y en medio del salón encuentro una mesa perfectamente armada con vajilla, copas y una botella de vino al lado puedo entender que la «realidad» de ese momento es que estan por sentarse a comer. El sentido que se activa es el olfato para saber si hay comida entre toda la ropa… amplío un poco más la imagen y veo que hay unos equipos de luces, cámaras fotográficas, unas modelos y otra persona que da indicaciones. La escena en su conjunto cambia por completo el significado anterior.
En la situación inicial mis experiencia, respeto a los demás y valores me incomodaban y mi intención fue la de pegar la vuelta y escapar del local. Exactamente lo mismo que hizo otra mujer que entró  a mi lado.
En la segunda situación me sentí ansiosa y hasta con ganas de salir en las fotografías!!

En este relato se observa cómo la «realidad» puede variar en segundos y la interpretación también.

En síntesis, la realidad es la descripción de un instante o una situación en la vida por una persona, ya que el significado de sus componentes proviene de su formación, cultura, experiencias pasadas.

Un ejemplo cotidiano es cuando interactuamos con una persona (Pareja, amigo, familiar,…) y conocemos cómo es esa persona con la que interactuamos. Sabemos si es atento, si recuerda fechas de cumpleaños, si es alegre o con tendencia depresiva. Esta lectura que hacemos en base al conocimiento nos marca la realidad.

Si sabemos que una persona es impuntual y coordinamos para reunirnos en un café a una hora específica, pero a la hora fijada no aparece, es probable que nos desilucionemos, nos frustremos.

Tendemos a pensar que esa persona «sabe» que no nos gusta su impuntualidad y que va a llegar a horario. Esto es una EXPECTATIVA!!

Una EXPECTATIVA es un supuesto probable que se considera eventualmente posible. Una expectativa, que es una creencia centrada en el futuro, y puede ser o no realista.
Si no se cumple puede desencadenar una decepción.
Si sucede algo que no se espera en absoluto, es una sorpresa.

…y es así como defino a la Fábrica de crear Expectativas, que somos nosotros mismos. Proyectamos en otras personas una situación que es realmente significativa para nosotros, no para la otra persona.

Por eso se me ocurrió crear un «expectómetro» que nos permita confrontar Expectavivas VS. Realidad y esto es lo que salió:

*Caso de ejemplo. Recordá que las expectativas las podemos crear en una relación, en un trabajo, en una comida o la compra de un producto.

Cuál es el problema a todo esto?

Personalmente me duele cuando cargo de EXPECTATIVAS  a una persona y despues quedo desilucionada con las respuestas. Me lleva a bajar las energía en el contacto con ella.

Si nos fijamos en el EXPECTÓMETRO un nivel de cumplimiento (-4) o (-5) es muy difícil de revertir. La decepción es muy angustiante. Podemos tener una alta estima por una persona pero cuando nuestras expectativas comienzan a verse incumplidas estamos en una zona de no retornoque posiblemente el tiempo y el olvido puedan ayudar a subsanar.

Si analizamos más en detalle, el gran problema aquí, no es que una persona «no cumpla con mis EXPECTATIVAS» sino que el problema es solo mío, «yó fui el creador de esas EXPECTATIVAS» y la otra persona puede que ni enterada esté.

Esta bien crear EXPECTATIVAS?

Puede estar bien o no y eso depende pura y exclusivamente de ti. 

Cómo te sientes cuando tus EXPECTATIVAS no son cubiertas? La sensación es fea?

Es importante que sepas gestionar tus momentos y descubras la situación externa o tú estado de ánimo que te llevan a la Fábrica de EXPECTATIVAS y lograr la FÁBRICA se active solo como un acto más racional que intuitivo.

Otro tema muy importante es trabajar la ACEPTACIÓN! pero a este tema lo voy a desarrollar en un nuevo post muy pronto.

…y vós como lo vivis?

 

Si te gustó este post, compartilo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Gaby Gómez

Gaby Gómez

Seguime en las redes

Suscribite a mi News Letter

No hemos podido validar su suscripción.
Tu suscripción fue exitosa!